LE DÉFI

Reducir significativamente el deterioro prematuro y a menudo doloroso de ciertas articulaciones en los empleados que realizan tareas repetitivas en una fábrica. Y así reducir el número de paros laborales asociados.

LES ENJEUX

El 90% del dolor ocurre en la zona del cuerpo con la cual se usa la herramienta. El enlace entre su uso y los malos movimientos están por lo tanto probados. Además, el 42% de los afectados afirman tratar su dolor médicamente: una solución costosa y, a veces, agresiva para el metabolismo. Consciente de esta situación, el seguro ACORIS quería ofrecer a las compañías afiliadas una alternativa suave y preventiva para detener este fenómeno.

LA SOLUTION

Para todos estos trabajadores, Mooven ha diseñado y configurado sesiones de calentamiento personalizadas, en 3 pasos:

Paso 1

Realización de una auditoría in situ, para identificar el origen de los dolores, las limitaciones de cada puesto y los tratamientos prescritos.

Paso 2

Creación de sesiones de calentamiento adaptadas y viables en ropa de trabajo antes de cada trabajo. Los empleados también fueron capacitados para facilitar estas sesiones para una mayor autonomía.

Paso 3

Entrega de un informe de impacto a los líderes para evaluar la efectividad del proyecto.

LES BÉNÉFICES

Liberados de las limitaciones financieras y organizativas, los miembros pudieron así encontrar fácilmente la actividad física más adecuada a sus necesidades y practicarla de forma sostenible a diario.